Medardo Luciano Ulloa

Medardo Luciano Ulloa, nació en Mira el 20 de Mayo de 1893, cuando esta población pertenecía al Cantón Tulcán. Creció e junto a su madre, Rosa Ulloa, en un hogar humilde pero lleno de ternura y de un inmenso amor.

Aprende a leer y escribir, teniendo como maestros a su madre y abuelo. Asiste temporalmente a la Escuela, ya que los cursos en aquel entonces eran irregulares. Desde entonces, se prepara en todas las ramas del conocimiento, a base de la lectura y de la búsqueda constante de temas y libros de su interés.

Contrajo matrimonio con Rosa Isolina León Zuleta y con ella procreó cinco hijos: Aura Elisa, Julio Medardo, Bolivar Ramiro, Olga Isolina y Marco Efrén.

En un hogar lleno de amor, construyó su casa en la calle González Suárez. Se dedicaba a administrar su Botica, además, la familia tenía una tienda de abarrotes a cargo de la Sra. Isolinita.

A los 45 años de edad, muere su esposa de una Peritonitis, truncándose así la vida de una mujer excepcional y dejando un vacío infinito en su hogar y en el corazón de todas las personas que recibieron siempre de ella un gesto de bondad y de dulzura.

Viudo, vuelve a contraer matrimonio con la Sra. Piedad Enríquez con quien procreó tres hijos: Bayardo, Ángel y Francisco.

En su pueblo se le conocía como: Don Medardito o como el Doctorcito, denominaciones que se daban, la primera con un significado de respeto, admiración y cariño; y la segunda por su profesión de boticario, dueño de la “Botica del Pueblo”. Por la experiencia adquirida en la Botica del Sr. Chamorro en San Gabriel y luego en una Botica de Ibarra, además de ser un autodidacta de la Medicina, le daban la calidad de un excelente Médico sin título.

Las enfermedades infecciosas especialmente del Sistema Digestivo, azotaban la población, la Tifoidea, Parasitosis, Paludismo, etc. eran endémicas.

En el valle del Chota y del Mira, los pobladores eran víctimas de las enfermedades tropicales especialmente el Paludismo, los cuales salían en busca de tratamiento a Mira donde Medardo Ulloa.

Llegó a dominar el diagnóstico de las enfermedades basándose en la sintomatología del enfermo, lo que le orientaba al tratamiento.

Realizaba Cirugía menor en los heridos y traumatizados y ejercía la Odontología en el campo de las extracciones dentarias.

No le interesó jamás el lucro, le interesaba sanar a los enfermos y tener la satisfacción de salvar una vida.

Ya en avanzada edad, vendió su botica para dedicarse a leer y descansar.

HOMBRE PREOCUPADO DE LOS PROBLEMAS DE SU TIERRA

Mira era un poblado rodeado de haciendas. Terratenientes que le habían negado egoístamente hasta el agua para uso doméstico. Don Medardo, tenía un concepto claro de la realidad socioeconómica de su tierra y junto con un grupo de mireños, se propusieron luchar por conseguir el elemento básico para la vida como es el agua. Tenían que luchar contra un grupo de latifundistas, que para esa época, ejercían el poder político y económico del País. Estas circunstancias no les amedrentó y el mes de Agosto de 1926 formaron la Junta proveedora de Aguas de Mira, la cual la presidió Don Medardo Ulloa.

Mira tampoco contaba con tierras. Sus habitantes tenían dos opciones: convertirse en peones asalariados que limitaban con la esclavitud o emigrar (irse de largo) en busca de trabajo. La lucha para conseguir tierras para tener un medio de trabajo y subsistencia eran imprescindibles. Así se constituye la “Cooperativa Agrícola Industrial de Producción y Crédito San Nicolás de Mira”. La Asamblea nombra a Don Medardo Ulloa como su Presidente.

La lucha por la consecución de agua y tierras comenzó y duró por largos años, generalmente con constantes frustraciones, porque el poder del terrateniente era poderoso. Dueños del poder político y económico, acababan con las aspiraciones justas y humanas de un pueblo que seguía desafiando a las injusticias.

En el año de 1949 Mira consigue la parcelación de una parte de la Hacienda San Nicolás, que significó la revolución económica y de dignidad de un pueblo que no se doblegó en 20 años de lucha.

Aquella Cooperativa Agrícola e Industrial de Producción y Crédito San Nicolás de Mira, se transformó posteriormente en la Junta de Mejoras Locales, cuyo objetivo era la parcelación de la Hacienda San Nicolás, de la cual fue varias veces su Presidente y siempre, miembro de la Directiva.

MEDARDO ULLOA, HOMBRE DE GRAN TALENTO Y POLIFACÉTICO

La mayor parte de las casas de la población fueron diseñadas por él. Su obra mayor, en el campo arquitectónico, es el diseño de la fachada de la Iglesia de Mira con un estilo muy especial en donde se destacan detalles de la escuela arábiga, especialmente en sus torres. A más de dirigir su construcción talló en piedra una oveja y un pendón ubicada en la parte central de la fachada, en cuya parte inferior, consta el año de 1937.

Diseñó la iglesia del Cementerio después de la destrucción de las bóvedas antiguas.

Igualmente hizo el diseño del Parque Juan Montalvo, cuando se lo construyó en donde era la plaza principal del pueblo.

Diseñó el trazado de la carretera La Portada – Mira, la que se construyó a base de mingas para contactarnos con la carretera Panamericana.

Delineó la carretera La Chimba – Puchués, para unirnos con los pueblos vecinos del norte.

Los tanques de agua y su sistema de distribución, también fueron diseñados por él, de igual manera, las primeras lavanderías públicas. En 1948 elabora el rediseño de la red de agua potable.

GRAN ESCRITOR Y LITERATO

Se recuerda sus discursos pronunciados con motivo de los acontecimientos patrióticos de la población. Uno de ellos cuando los mingueros de Mira, abriendo la carretera hacia El Ángel, se encontraron con los mingueros de El Ángel y San Isidro que unía a estos pueblos hermanos. En el sitio del encuentro se colocó un pequeño monumento hecho en piedra con un tallado de dos manos estrechándose como signo de la unión de los pueblos. Allí se incluyó el discurso de Medardo Ulloa, que seguramente debe conservarse.

En este campo de la Literatura se destaca un Drama y una Estampa Mirona escrita en 1935 y publicado en el 2.003, que no se difundió al público sino solamente a nivel familiar ha pedido del autor, que quería mantener su modestia propio de los grandes hombres. La obra se titula: “Dualidad Fraterna o Prodigio del Amor de Madre” Obra que demuestra el amor inmenso a la Madre luchadora por la vida, en medio de una pobreza, que era generalizada en el pueblo.

En la Introducción de la obra, se refiere así: “A MIS HIJOS” Escribo para vosotros hijos míos. No pretendo que este humilde trabajo sea conocido por particulares, menos exhibido como obra dramática. Soy ignorante en esta materia porque mi educación fue descuidada. No porque le faltó a mi madre el santo deseo de educación y bienestar de sus hijos, sino por su pobreza y dificultades miles que se le presentaron. La escuela de antaño, sólo proporcionaba conocimientos rudimentarios de lectura y escritura y el niño egresado de esos establecimientos de enseñanza, apenas podía poner su nombre y leer con dificultad. Si he llegado a conocer algo y si me queda el valor de expresar mis pensamientos con mediana corrección, ha sido por mi constancia y esfuerzo propios. Esos deseos y ansias de saber que he sentido con vehemencia, me han hecho, también, convencer de la imperfección de mis escritos, y no tener la pretensión de dar a la publicidad. Si el cielo lo permite y mis anhelos llegan a cumplirse, quizá lleguéis a dominar alguna ciencia, o al menos, a escribir con corrección, y al leer estas páginas, sabréis disculpar a vuestro padre por los defectos y errores cometidos, ya que me mueve a escribir, sólo el deseo de honrar el nombre de mi Adorada Madre, en el primer aniversario de su muerte. “¡Si consigo que una lágrima brote de vuestros ojos, dedicadla, como lo hago yo, a vuestra pobre MADRE!“.

Las frases expresadas por Don Medardo Ulloa en su Introducción a su obra, demuestran su modestia al creer que lo que produjo en el campo literario, es poca cosa, pero que con el pasar del tiempo, a los mireños nos honra sobre manera, por haber tenido Mira un hijo de los quilates intelectuales de este hombre. Además en esta Introducción, sintetiza lo que es su vida: un origen humilde, agobiado por la pobreza y las dificultades, la escasa preparación recibida en la Escuela y su ansia de prepararse y educarse por sí mismo. Es un autodidacta, que nos da ejemplo de constancia y de superación. Expresa lo que él sentía. Un Padre cariñoso, que ofrece a sus hijos el producto de sus esfuerzos y sacrificios en el duro camino de una vida de pobreza y dificultades y muestra la ternura de un hijo ante su Madre. Demuestra el deseo sincero de que sus hijos sean mejores y triunfen en la vida a base de la preparación y el conocimiento.

El Prólogo, de la obra, lo escribió Heriberto Neptalí Rocha, en ese entonces, párroco de la población, en el que hace un análisis de la obra, describiendo a los personajes. Admira las cualidades literarias del autor y la creación original de un drama que se vive en la vida real. Termina el prólogo expresando lo siguiente:

“Mi apreciado amigo, en su drama “Dualidad Fraterna o el Prodigio del Amor de Madre” al hacer mis modestas apreciaciones, encuentro dos joyas de subidos quilates; 1. Que Ud. quiso poner en escena el amor de una Madre; el amor más puro, casto y tierno del ser más amado en la tierra, después de Dios; y, 2. que Ud. quiso escribir para los continuadores de su existencia; sus hijos. En el regazo de su buena y santa Madrecita (q. d. D. g.) Ud, aprendió a beber con delirio el amor de la autora de sus días para luego fundirlo y vaciarlo en el corazón de sus hijos. Es herencia de su bendita Madre, es el patrimonio de un amoroso Padre.”

Se completa la obra, con una Estampa Mirona “Los Cabuyeros” que se refiere a la extracción de la fibra del penco, elaborada en forma cómica. Una obra literaria que sin embargo denuncia la injusticia., la prepotencia y el abuso del gamonalismo.

Medardo Luciano Ulloa escribió una buena cantidad de manuscritos inéditos que reposan en los archivos familiares. Son pocos los artículos que se han publicado. Entre sus escritos están: Manual de Pedagogía para los profesores de la Escuela de Mira, Texto de lugar natal, Breves relaciones históricas de Mira, Adaptación para teatro del disparate cómico “Bertldo, Bertoldino y Cacaceno”, Disquisiciones y costumbrismos de mi tierra, Estudio del folclore de Mira, Chontahuasi, estudio histórico, Mira Princesita india (prosa).

DON MEDARDO ULLOA ES EL PRIMER HISTORIADOR DE SU PUEBLO

Siempre estuvo preocupado de conocer nuestros orígenes y nuestra trayectoria histórica precolombina, colonial y republicana, Es el primero en investigar el nombre del poblado que hoy es Mira, que se llamaba Chontahuasi. El primero en investigar la llegada a Mira de la Comisión Geodésica entre los años 1741 a 1744, para medir un arco de meridiano. Tanto Godín, como Jorge Juan y Antonio de Ulloa, estuvieron en Puebloviejo en donde establecieron un centro de estudio. En la Colonia, Don Medardo Ulloa investiga que Mira fue la Gobernación de las Esmeraldas, si bien esta denominación duró muy poco tiempo.

UN AUTODIDACTA

Llega a ser profesor de la Escuela de Mira, primero como ayudante y luego como Director en 1915. Se cuenta entre sus alumnos, a su eminencia Pablo Muñoz Vega, quien recordaba a su profesor Medardo Ulloa con mucho afecto.

DON MEDARDO SIMBOLIZA AL PATRIOTA AUTÉNTICO

De un inmenso amor a su tierra Mira .Gran luchador por las aspiraciones de su terruño. Amigo incondicional de sus paisanos. Lector e historiador. Luchador contra las injusticias dominada por el latifundismo. En uno de sus escritos enfrentaba al latifundismo expresando:” Parece utópico, pero es la verdad desnuda, que los gamonales, a pesar de los privilegios y prebendas que disfrutan, vean un crimen abominable que los pueblos se levanten y progresen a esfuerzos propios; sin comprender quizás, que ellos son los criminales, al oponerse tercamente, al engrandecimiento de las colectividades, en vez de apoyar y estimular en sus más caras aspiraciones. “

“Pero llegara el día, que serán sometidos a los inexorables tribunales de la justicia popular, para que respondan por tantas y tantas arbitrariedades de esa compresión humana. Los pueblos no serán culpables, el mismo gamonalismo insaciable, excita a las masas laboriosas, aceleradamente, a hacer justicia por si mismos.”

Un patriarca que no muere con el pasar del tiempo y sigue siendo el ejemplo de las nuevas generaciones.

En uno de sus últimos escritos y refiriéndose a las nuevas generaciones decía: “A vosotros os toca emplear vuestro dinamismo joven, en bien de vuestro lugar natal.”

Fallece el 23 de diciembre de 1980. Esa tierra a la que tanto quiso, hoy le acoge con cariño en el Cementerio de la Ciudad.

Su nombre se ha perennizado en una calle de la ciudad y en la escuela del caserío Piquer.


Biografía proporcionada por el Dr. Marco Ulloa León

Compartir
  • gplus